miércoles, noviembre 07, 2007

UNA NOCHE EXTRAÑA

Solo quedaron deseos maquillados como recuerdos, y tal vez, algún rumor del pasado cuyo significado se ha ido perdiendo entre tantas epifanías vacías… las calles se van estrechando: no queda ninguna que no conozca, ninguna en la que no hubiese estado con alguien, ninguna ha quedado al margen de ti. Empiezo: una noche extraña y fría, muy fría, en la que he ido quedándome solo y en la que alguien terminó en mi cama y me folló extasiada con ojos entrecerrados hasta caer dormida, siendo la actriz principal de una escena que ya habría interpretado en más ocasiones. Y mientras ella dormia, yo permanecí despierto, queriendo desesperadamente enamorarme de ella, cerrando los ojos mientras besaba su espalda, mientras acariciaba sus pezones erectos, mientras la veía en su sueño responder a mis caricias con una sonrisa… permanecí así hasta que se despertó, para follarme otra vez, mirándome sonriente y después ambos queríamos que nos fueramos, yo de su vida, ella de mi cama, sabiendo que la despedida sería triste y anónima, sabiendo que ninguno recordaría el nombre del otro. Y sin embargo, siempre que escucho esta canción, la que aquella noche sonaba mientras nos desnudábamos, no puedo evitar pensar en ti y en aquella extraña y fria, muy fria, noche.

2 comentarios:

Slaval dijo...

bonita historia...real como la vida misma.....o no...

Paula dijo...

http://mirefugio235.blogspot.com/ Pasa por mi blog muy lindo tus escritos